SERENDIPIA

¿Porque Serendipia?

Circunstancia de encontrar por casualidad algo que no se buscaba

Oxford languages

Serendipia resume como nada lo que ha sido una constante en el deambular entre sueños y realidades durante este camino que me ha traído hasta aquí.

– Un camino lleno de avatares, persiguiendo sueños que nunca han dejado -aún hasta hoy- de aparecer, trabajando con ahínco y pasión para llevarlos adelante y hacerlos realidad.

– Un camino con logros que superaron todo lo imaginado en los sueños jóvenes rumiados en los pasajes de Liniers, comenzados a madurar en la adolescencia de Caballito, continuados siempre donde fuera que me haya tocado vivir -más de una veintena de lugares distintos en casi cincuenta años-, donde quiera que haya viajado -más de setenta destinos en casi cuarenta años-, incluso, donde quiera que nunca haya estado. Siempre soñando, un ejercicio que es bueno practicar hasta el cansancio. Es el comienzo de casi todo y de alguna manera, el fin también. La falta de sueños, la falta de proyectos es el anuncio del que final está llegando.

– Un camino con fracasos que fueron fundamentales para facilitar los logros, siempre muchos menos que aquellos. La contra cara obligada de los logros -siempre tan necesarios- son sin duda los fracasos. Bienvenidos siempre ambos.

Entre sueños y aparecidas, entre búsquedas y serendipia, con la pasión como motor, el esfuerzo como combustible y la celebración como estimulante, aquí y ahora estamos, todos, porque todos y cada uno de ellos, todos, somos Arturo.

Arturo Garcia Rosa

Serendipia

El término serendipia deriva del inglés serendipity, neologismo acuñado por Horace Walpole en 1754 a partir del cuento persa “Los tres príncipes de Serendip”. Serendip es el antiguo nombre persa de la isla de Ceilán, hoy Sri Lanka.

Serendipity

La palabra se utilizó mucho en sus orígenes pero fue cayendo en desuso, siendo rescatada a fines del siglo XX merced al renovado interés en este tipo de temas. En 2001 se estrenó la película Serendipity -Señales de Amor en Español- dirigida por Peter Chelson y protagonizada por John Cusack y Kate Beckinsale.

La Real Academia Española la incorpora en 2014 como: «Hallazgo valioso que se produce de manera accidental o casual”.